¿Qué significa CBD?

¿Qué es el aceite CBD?

CBD significa cannabidiol, que es uno de los más de 100 cannabinoides que se encuentran en la planta Cannabis sativa, su nombre latino es cáñamo.

¿Qué son los cannabinoides? En resumen, son los componentes químicos naturales del cannabis y el cáñamo. El CBD es uno de los cannabinoides más conocidos y mejor investigados. Otros de los que usted puede haber oído hablar incluyen tetrahidrocannabinol (THC), cannabicromeno (CBC), cannabinol, (CBN).

Cada cannabinoide tiene propiedades únicas. Muchas veces la proporción de CBD a otros cannabinoides puede aumentar o moderar sus efectos.

El aceite CBD es el más conocido para prevenir y/o tratar una variedad de condiciones de salud.

 

¿Qué es el aceite de CBD comparado con el aceite de marihuana?

Según los estándares botánicos, la marihuana y el cáñamo son cannabis. En términos comunes, la marihuana es el nombre que se usa a menudo para las variedades de cannabis con THC.

Las variedades de plantas sin THC se clasifican informalmente como cáñamo.

¿De qué está hecho el aceite CBD? Cáñamo, a veces llamado cáñamo industrial. Aunque la marihuana también contiene algo de CBD, el uso de cáñamo previene la presencia inadvertida de THC. También es más fácil manejar la calidad y cantidad de CBD en el aceite que se produce a partir del cáñamo.

Esta es la razón por la que el aceite CBD también se conoce como aceite de cáñamo.

El aceite CBD se produce generalmente utilizando toda la planta.

 

¿Cómo se produce el aceite CBD?

Las dos formas de producción más comunes son la extracción con alcohol y la extracción con CO2.

La extracción con alcohol consiste en remojar la planta de cáñamo en un disolvente como el etanol. El solvente extrae el CBD y otros cannabinoides de la planta.

Luego se calienta la solución alcohólica, lo que provoca su evaporación. El calor no daña a los cannabinoides. Por lo tanto, el residuo después de la evaporación es un aceite rico en cannabinoides.

El método CO2 implica forzar el dióxido de carbono (CO2) a través de la planta de cáñamo. Esta acción es realizada a través de cambios de temperatura y presión dentro de cámaras con equipos especializados. El CO2 hace que los cannabinoides se separen de la planta y permitan su recolección en las diferentes cámaras del equipo.

Ambos métodos pueden producir aceite CBD de alta calidad. Pero algunas personas creen que el método CO2 puede aumentar la pureza debido a la forma en que diferentes cannabinoides son capturados en cámaras separadas. Esto a su vez, facilita el control de la cantidad de CBD con respecto a otros cannabinoides.

 

¿Es legal el aceite CBD?

Sí. Pero es importante entender por qué.

El cannabis se encuentra en la lista de sustancias controladas por la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA). Y el cáñamo es, botánicamente hablando, cannabis.

Sin embargo, un fallo unánime de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito en el 2004 determinó que la DEA "no puede regular el THC que ocurre naturalmente y que no está contenido dentro de o derivado de la marihuana, es decir, el cáñamo no psicoactivo no está incluido mas en esa lista. Asi que la DEA no tiene autoridad para regular las drogas que no están en la lista".

 

¿El aceite CBD te hace sentir drogado?

No. El aceite CBD no contiene THC, la propiedad psicoactiva que se encuentra en algunas variedades de cannabis.

El CBD está producido a partir del cáñamo, una colección de variedades del cannabis sin THC.

 

¿Cómo utiliza el organismo el aceite CBD?

A través del cuerpo humano, hay varios tipos de sistemas receptores. Moléculas receptoras que actúan como cerraduras. Sólo ciertas moléculas constituyen las llaves apropiadas. Estas moléculas " llave " se adhieren a los receptores, " desbloqueándolos " para provocar una acción química específica.

Entre los muchos tipos de receptores en el cuerpo humano se encuentran el Cannabinoid Receptor 1 (CB1) y el Cannabinoid Receptor 2 (CB2). Juntos, CB1 y CB2 conforman el sistema endocannabinoide.

El CBD y otros cannabinoides son "llaves" que "desbloquean" los receptores CB1 y CB2.

Los receptores CB1 son abundantes en el sistema nervioso central. Los receptores CB2 se encuentran principalmente en el tracto gastrointestinal y en el sistema nervioso periférico. Pero también se pueden encontrar en muchas células relacionadas con el sistema inmunológico.

Durante décadas, los científicos han conocido estos receptores. Aunque todavía hay más que aprender sobre cómo funcionan exactamente las acciones químicas del CB1 y CB2, hay cada vez más evidencia de los beneficios del aceite CBD.

Y, como usted descubrirá en las siguientes secciones, hay evidencia creciente de que el poder del aceite CBD no proviene sólo de su interacción con los receptores cannabinoides.

 

¿Para qué sirve el aceite CBD?

Hay muchas respuestas a esta pregunta: ¿Para qué sirve el aceite CBD?

En esta sección, exploraremos las formas más comunes y bien investigadas para el uso del aceite CBD.

 

Aceite CBD para el Dolor

El alivio del dolor es probablemente el uso más común del CBD o aceite de cáñamo. No hay escasez de evidencias de que el aceite CBD es efectivo para el alivio rápido y sostenible del dolor sin el riesgo de adicción común en las opciones farmacéuticas tradicionales.

Las personas autorreportan el uso del aceite CBD para el dolor de migrañas, lesiones físicas y traumas, cirugía y afecciones crónicas como fibromialgia y esclerosis múltiple.

La ciencia detrás de estas afirmaciones es fuerte.

Un estudio en el 2012 encontró que el CBD puede suprimir el dolor inflamatorio y neuropático crónico en roedores sin adicción. Mejor aún, los sujetos de prueba no desarrollaron tolerancia. Eso significa que las dosis no tuvieron que ser aumentadas con el paso del tiempo, que es lo que provoca la necesidad de aumentar las dosis.

¿Qué hace el aceite CBD para ayudar a aliviar el dolor? Los investigadores han encontrado que el CBD interactúa directamente con los receptores de dolor involucrados en el dolor crónico.

 

Aceite CBD para la ansiedad 

Más de 18 millones de estadounidenses viven con trastornos relacionados con la ansiedad. El tratamiento de la ansiedad con aceite CBD ha adquirido gran popularidad. En comparación con los remedios farmacéuticos tradicionales, el CBD tiene pocos o ningún efecto secundario negativo, según una gran cantidad de reportes circunstanciales.

¿Qué hace el aceite de CBD a los receptores cerebrales para eliminar o disminuir la ansiedad?

En un estudio clínico realizado en el 2010, a los pacientes con trastorno de ansiedad social (SAD, por sus siglas en inglés) se les midieron los niveles de ansiedad iniciales mediante pruebas subjetivas, así como el flujo sanguíneo cerebral regional (rCBF, por sus siglas en inglés). Algunos participantes recibieron 400 mg de CBD. Otros recibieron un placebo en protocolos estándar de doble ciego.

Las pruebas subjetivas y rCBF son administradas nuevamente, seguidas por otra ronda de CBD o placebo.

Al final, los investigadores encontraron que el CBD redujo considerablemente las contribuciones subjetivas del SAD. Además, tuvo efectos positivos sobre la actividad en las áreas límbicas y paralímbicas del cerebro, involucradas en la regulación del estado de ánimo.

Y ese fue sólo un estudio. Los efectos ansiolíticos (reductores de ansiedad) del CBD en todas sus formas están bien fundamentados.

En una revisión resumida de varios estudios clínicos, un equipo de investigadores concluyó que la proporción en la que el CBD puede reducir los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), el trastorno de pánico, el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y otros trastornos de ansiedad era lo suficientemente destacable como para justificar una mayor investigación.

 

Aceite CBD para la enfermedad inflamatoria intestinal (IBD)

El sistema médico ha sido durante mucho tiempo cauteloso sobre el uso de cualquier forma de cannabis en el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal. A pesar de conocer las propiedades antiinflamatorias de la planta, las propiedades psicoactivas del THC crearon conflictos en el tratamiento.

Pero un cultivo más extendido de cáñamo de alta calidad junto con mejores procesos para aislar el CBD durante su extracción, han llevado a más médicos a recetar CBD a sus pacientes.

Reportes no oficiales de médicos y sus pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal son prácticamente positivos. Las personas que han sufrido los síntomas del síndrome de intestino irritable durante años han recuperado un nivel notable de calidad de vida mientras usaban el CBD.

Clínicamente, una importante concientización surgió de un estudio realizado en el 2012 sobre el CBD y las enfermedades intestinales inflamatorias (IBD, por sus siglas en inglés).

En ese estudio, los investigadores se dieron cuenta de que el CBD probablemente interactúa con los receptores más allá del sistema endocannabinoide. Específicamente, el CBD puede interactuar con el receptor gamma activado por proliferadores de peroxisomas (PPARG).

Cualquier persona que esté recibiendo tratamiento para la enfermedad inflamatoria intestinal probablemente sabe acerca del PPARG. Estos receptores juegan un papel en el metabolismo de las grasas. El funcionamiento inadecuado del PPARG puede causar inflamación a nivel celular del sistema digestivo.

 

Aceite CBD para la diabetes

Existe un creciente optimismo de que el CBD es un tratamiento fiable para la diabetes.

En este artículo, los investigadores sugieren que el compuesto del cannabis que contiene CBD podría tratar la diabetes, un grupo mundial de defensa de la diabetes destaca cómo la investigación del CBD podría cambiar la forma en que se trata la diabetes.

Al igual que en el trabajo de investigación relacionado con el CBD, una parte importante de los estudios clínicos es cómo reacciona el CBD con los receptores no canabinoides.

Por ejemplo, hay evidencia preliminar de que el CBD reduce la inflamación en todo el cuerpo. Debido a que está bien comprobado que la inflamación crónica juega un papel en la resistencia a la insulina, este hallazgo es importante para prevenir y tratar la diabetes.

 

Aceite CBD para dormir

Cada noche, millones de estadounidenses tienen problemas para conciliar el sueño o permanecer dormidos.

Hay muchas causas de raíz del insomnio y del sueño discontinuo. Algunos, como el desfase de horarios, el trabajo por turnos o los medicamentos. Otros como el síndrome de fatiga crónica, la apnea del sueño y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

El aceite CBD puede ser un remedio ideal para los ataques temporales de insomnio, especialmente aquellos causados por períodos prolongados de estrés emocional.

¿Qué hace el aceite CBD en nuestros cuerpos para que esto sea posible? Un caso de estudio de una persona joven con trastorno de estrés postraumático ofrece información clínica sobre esta cuestión.

La forma simplificada de proceder de este caso práctico es que pequeñas dosis de aceite CBD antes de acostarse permiten a una persona con ansiedad severa e insomnio dormir toda la noche. Al mismo tiempo, la persona no tenía efectos secundarios negativos y se desempeñaba mucho mejor en la vida diaria.

 

¿Para qué no sirve el aceite CBD?

Aunque el CBD tiene muchos efectos positivos en el cuerpo, puede haber situaciones en las que no es apropiado.

Cualquier persona que esté siendo tratada por una condición de salud mental o física debería consultar el uso CBD con su médico. Esto es especialmente importante si le han recetado otros medicamentos.

La mayoría de las veces, tomar CBD no contrarresta los efectos de otros medicamentos. Pero es importante para su cuidado general que su médico sepa acerca de cualquier suplemento o remedio natural que usted decida tomar. Algunas veces, ajustar la dosis puede maximizar el beneficio dado su panorama de salud completa.

Durante el embarazo y la lactancia, las mujeres deben hablar con su médico sobre el uso del aceite CBD.

Hay poca o nula investigación sobre los efectos del CBD durante el embarazo o la lactancia. El interés, desde una perspectiva clínica, ha estado en los efectos del THC debido a sus propiedades psicoactivas. Las conclusiones de esos estudios no pueden ser transferidas al CBD por la misma causa.

Tampoco hay cifras verificables que indiquen cuántas mujeres usan CBD durante el embarazo. Pero con base en reportes circunstanciales, las mujeres que informan haber usado el CBD para aliviar el dolor y la incomodidad durante el embarazo lo hicieron con poca frecuencia y sin ningún efecto negativo obvio.

 

¿Qué pasa con el CBD con las pruebas antidrogas?

La prueba de drogas es un hecho de la vida para las personas que tienen ciertos trabajos. Los patrones a menudo quieren asegurarse de que los empleados que realizan trabajos que involucran al público y/o equipos peligrosos no se vean perjudicados.

No hay tal cosa como una prueba estándar de drogas en el lugar de trabajo. Sin embargo, es poco común que los patrones u otras partes interesadas hagan pruebas para detectar el CBD.

Las denominadas pruebas de marihuana son en realidad una prueba para el THC. Esto es sensato ya que el TCH tiene propiedades psicoactivas que pueden afectar el tiempo de respuesta en algunas personas.

Los patrones generalmente no incluyen el CBD en la prueba de marihuana por dos razones. Uno, el CBD no tiene propiedades psicoactivas. Y, dos, aumenta el costo de la prueba sin ningún beneficio para el patrón.

 

¿Qué es el aceite de CBD?

Si usted está pensando en usar aceite de CBD o aceite de cáñamo para aliviar el dolor, reducir la inflamación, tener una buena noche de sueño, o mejorar su salud en una variedad de otras maneras, no está solo.

Cada día, hay una cantidad cada vez mayor de pruebas clínicas de que el CBD funciona. Todos los días, la gente compra aceite, cápsulas, cristales, bálsamo y líquido CBD para mejorar su salud y calidad de vida.

 

 

Descargo de responsabilidad: Estos productos no están destinados a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. La información presentada aquí no pretende sustituir la información de los profesionales de la salud. Tampoco pretende ser una alternativa a la información de los profesionales de la salud. Antes de usar cualquier producto, debe consultar a su médico y preguntar sobre el riesgo de interacciones o complicaciones.